¡Vente pa’ Alemania, Pepe! Cinco mentiras sobre la vida y el trabajo en Alemania

22 Mar

Existen muchas leyendas urbanas con respecto a la vida más allá de los Pirineos.
Algunos dicen que allí no se rasuran las axilas, otros afirman que no saben divertirse. Sin querer entrar a valorar la veracidad o no de tales afirmaciones, me gustaría mencionar otras tantas leyendas, algunas incluso auspiciadas por nuestras instituciones, sobre irse a trabajar al extranjero.

Para ello me centraré en el país en el que vivo, Alemania. Muchos jóvenes se deciden por este país en el que parece que la bolsa siempre suena. Más allá de su cerveza, sus autovías y un pasado diremos “turbulento”, Alemania parece ser una máquina que nunca cesa y siempre necesita carbón nuevo.

No es ningún secreto la fuga de cerebros y de talentos que está sufriendo España, como tampoco lo es la total ineptitud de quien ha invertido un capital en la educación de sus ciudadanos permitiendo que su savia joven cotice en Alemania. Como decía Concha Caballero en un artículo sobre “la nueva emigración española” (se centraba en el caso andaluz, aún más flagrante), los nuevos emigrantes ya no llevan maletas de cartón, sino un portatil bajo el brazo. Entre los que se van hay ingenieros, personal médico o lingüistas, pero también gente que mordió el polvo cuando la construcción derivó en destrucción.

¡Vente pa’ Alemania, Pepe!

Mentira Nº 1: “Vente Pepe, que en Alemania todo el mundo habla inglés”

Lo siento Pepe, pero en Alemania no todo el mundo habla inglés. Te encontrarás con un pueblo que en efecto, ha viajado más que los españoles y cuyos ciudadanos posiblemente sepan preguntar qué tal ha ido tu día en inglés. Ahora bien, querido Pepe, has de saber que el nivel de inglés de un alemán no difiere mucho del de un español medio. Que no te confunda que cuando hablen inglés “no los entiendas”: esto nunca ha sido una garantía de dominar un idioma.

Image

La cosa se complica en según que sectores. Entre los Pepes que han venido, o vendrán a Alemania, hay algunos que no han tenido acceso a una ingeniería o formación superior. No digo con ello que un físico tenga por qué hablar mejor que un peón de albañil, pero cierto es que éste último en su trabajo no ha tenido que lidiar con publicaciones escritas presumiblemente en inglés. Conozco a muchos de estos y los que han tenido suerte están trabajando en una cafetería o de mozo en una fábrica. Siempre me cuentan lo mismo: “no tengo ni puta idea de lo que me dicen, y en inglés tampoco nos entendemos”. Por eso recomiendo a todos los Pepes que no desestimen la opción de aprender alemán unos meses antes de emprender su odisea, si entrase dentro de sus posibles. Un nivel B1 o incluso inferior basta para según qué trabajos.

Mentira Nº 2: “Vente Pepe, que en Alemania pagan un pastizal”

Si Pepe si, pero que te sigan contando el pellizco de impuestos y la carestía de la vida.
Es cierto que muchos trabajos están mejor remunerados, pero he trabajado lo suficiente en la hostelería para saber que aún teniendo contrato, me han pisado con la misma mala sombra que sus homólogos españoles, que ocho horas son ocho veces “iluso tú” y que el concepto de minijob, entendido como trabajo basura, está a la orden del día.

Mentira Nº 3: “Pepe, ¿aún no te has decidido? ¡Si aquí no hay paro!

Es cierto, las estadísticas arrojan un 4% o menos en estados federados como Baden-Württemberg o Renania-Palatinado. Pero los Pepes más trendy optan por irse a Berlín. Siento decirlo, y seguramente muchos me lo criticarán, pero Berlín es un oasis de gente tan creativa que por no tener ataduras, no tienen ni trabajo. Dicen que Berlín es un libro en blanco que se escribe día a día. No lo dudo; pero también pienso que la creatividad con hambre no se puede ejercitar, y Berlín es un hueso algo más duro de roer que otros estados. En algunas ciudades del este, como en Halle (Saale), llegan a un 20% de desempleo. La Junta de Andalucía está pensando ya en un hermanamiento con dicha ciudad. No soy un experto en la materia, pero resulta evidente que algo ha tenido que ocurrir en Alemania para llegar a unas cifras de empleo que producen vértigo. Sin dudar que Frau Merkel y su camarilla lo hayan hecho bien, cabe destacar la progresiva reforma laboral, que  de una manera sutil fomenta el empleo-fast-food.

Mentira Nº 4: “Tú vente, que aquí siguen buscando”

Si Frau Merkel tuviese una máquina del tiempo seguramente hubiese preferido meterse la lengua en el mismísimo Baden-Baden en el célebre momento en que puso el cartel de “Se buscan trabajadores de fuera, preguntar por Angelitas”. Queda cada vez más patente que el baile ha terminado; la primera señal ha sido dificultar el acceso al subsidio por desempleo (el Hartz IV) a los recién llegados de los países del sur a Alemania.

Mentira Nº 5: “¿Te vas a ir a Alemania? ¡Pero si allí la gente no es feliz!

La felicidad es un sentimiento tan relativo como efímero. Un concierto de El Barrio puede ser para unos una experiencia casi mística, algo que toca el alma y deja en la boca un regusto a miel y canela; para mi otros es preferible un cateterismo nasal.
Los alemanes, en mi opinión, cultivan más las aficiones de puertas para dentro; leen más, decoran sus casas con esmero, pues son sus templos. Si un español se aburre se baja a un bar, no tiene por qué tener un hobbie. Somos sociales y alegres, no cabe duda. Pero la prueba de que a los alemanes también les gusta un cafelito en una terraza y un sarao se ve cuando salen tres rayos de sol. Sea como sea, todos queremos e intentamos ser felices, da igual de qué pueblo nos hayamos escapado.

Todo esto es mi visión subjetiva, siempre discutible y sin querer ofender. Yo he visto Alemania con mis ojos, no sé cómo será a través de los ojos de otro.
En cualquier caso, a quien decida venirse, le deseo todo el ánimo del mundo y preparar bien su viaje, pues nada es tan fácil como lo pintan.

Anuncios

37 comentarios to “¡Vente pa’ Alemania, Pepe! Cinco mentiras sobre la vida y el trabajo en Alemania”

  1. Pablo Bouvier 22 de marzo de 2012 a 23:51 #

    Una visión objetiva de Alemania actual.

    • verdeylimon 23 de marzo de 2012 a 0:10 #

      Objetiva no sé, pero así es como yo la veo; con sus fallos y sus virtudes, pero me resulta maravillosa. ¡Un saludo!

  2. traduccionespalacios 23 de marzo de 2012 a 11:29 #

    Bueno no eres el primero que escribes diciendo que fuera no se está tan bien. Emigrar no es fácil y parece que últimamente se está idealizando, yo también he tenido que escribir mis reflexiones sobre Brasil porque veo que más de uno va a tropezarse con las piedras en las que yo caí… ¡Qué dura es la vida!

    Un saludito

    • verdeylimon 23 de marzo de 2012 a 11:37 #

      Si, leí en tu blog cómo pinta la cosa en Brasil. Yo pensaba que el futuro de muchos españoles pasaba por América antes que por Europa, pero parece que emigrar es siempre dificil…
      ¡Un saludo!

      • ahora escribo yo porque me toca 29 de marzo de 2012 a 12:02 #

        ¡Hola!
        (gracias por visitar mi blog)
        Creo que dices una gran verdad. De hecho, muchos psicólogos afirman que cambiar de casa es una de las situaciones más traumáticas que puede vivir un ser humano. Cambiar de casa y también de país (lo digo por experiencia, te escribo desde el “exilio”) es una situación mucho más que crítica. A pesar de las firmes convicciones que uno pueda tener a la hora de hacer las valijas, siempre se trata de acomodar estructuras profundas; eso lleva varios años (si se logra) y alguna que otra lágrima.

      • verdeylimon 29 de marzo de 2012 a 12:14 #

        Hola, gracias a ti.
        Es difícil dejar atrás la casa de uno, tu país y tus costumbres. Hoy ya no viajamos 72 horas en un tren vía Perpignan, pero en esencia es el mismo “exilio”.
        ¡Un saludo y que el “exilio” nos sea lo más grato posible!

  3. traduccionespalacios 23 de marzo de 2012 a 12:35 #

    Bueno por lo menos tu experiencia en Alemania no está siendo del todo desastrosa y un poquito de esperanza siempre nos viene bien 🙂

  4. Dolly 24 de marzo de 2012 a 17:36 #

    Francisco, me ha parecido excelente. Compartido en FB 🙂
    Saludos de otra traductora de alemán,
    DOLLY

  5. alemanpuravida 26 de marzo de 2012 a 11:01 #

    hay que adjuntar que dice la imagen. dice “Thank you for travelling with Deutsche Bahn”. Mas o menos: gracias por prefereir renfe. jaja.

    Me gustó mucho el articulo. Conociendo a unos pepes tengo que decir que resulta que muchos se quedan con trabajo en la hosteleria o de gastronomia sin encontrar buen trabajo. hablar la lengua de uns pais es importantisimo. Es lo mismo en alemania, los estados uniodos, espana o cada otro pais del mundo.

    saludos de berlin.

    • verdeylimon 26 de marzo de 2012 a 11:24 #

      Efectivamente, el idioma es la llave para poder poder participar del éxito de un país. ¡Un saludo desde Freiburg!

      • dacagi89 31 de marzo de 2012 a 13:01 #

        Ah Freiburg! Tuve la suerte de conocer esa bonita zona de Alemania en 2007 durante un intercambio con el instituto.
        Me pregunto qué tal seguirán yendo las cosas por ahí. La semana que viene voy un par de meses en Berlin a hacer unas prácticas por mis estudios, pero como tú bien dices la capital no es el mejor lugar para empezar. A mí también me gusta más el sur y si no otra gran opción es toda la zona occidental que siempre ha tenido mayor crecimiento económico.
        Lo que está claro es que aunque Alemania sea uno de los destinos principales últimamente, Europa entera no está viviendo uno de sus mejores momentos, y como comentaban por ahí, quizá la solución esté en ampliar horizontes y buscar aún más lejos.
        El ser humano lleva emprendiendo grandes viajes toda su historia y por supuesto que es difícil pero también creo yo que se trata de cierta predisposición por nuestra parte, no todos están hechos para ello.

      • verdeylimon 31 de marzo de 2012 a 13:13 #

        Si, Friburgo es una ciudad maravillosa, yo he encontrado aquí muchas cosas que me faltaban en España. Oye, pues te deseo toda la suerte en Berlín, que como decía su alcalde “es pobre pero sexy”. ¡Un saludo!

      • dacagi89 31 de marzo de 2012 a 13:05 #

        Ah Freiburg! Tuve la suerte de conocer esa bonita zona de Alemania en 2007 durante un intercambio con el instituto.
        Me pregunto qué tal seguirán yendo las cosas por ahí. La semana que viene voy un par de meses en Berlin a hacer unas prácticas por mis estudios, pero como tú bien dices la capital no es el mejor lugar para empezar. A mí también me gusta más el sur y si no otra gran opción es toda la zona occidental que siempre ha tenido mayor crecimiento económico.

        Lo que está claro es que aunque Alemania sea uno de los destinos principales últimamente, Europa entera no está viviendo uno de sus mejores momentos, y como comentaban por ahí, quizá la solución esté en ampliar horizontes y buscar aún más lejos.
        El ser humano lleva emprendiendo grandes viajes toda su historia y por supuesto que es difícil pero también creo yo que se trata de cierta predisposición por nuestra parte, no todos están hechos para ello.

  6. babelkunstschule 26 de marzo de 2012 a 11:06 #

    Esta fiebre anti-inmigrante español por parte de los propios españoles que viven en Alemania se está volviendo una moda. Tratar de desalentar a los compatriotas para seguir sintiéndose cool y especiales no me parece la manera más honesta de enfocar “consejos”. Desde hace año y medio vivo aquí, de momento mi alemán es solo B2, pero mejoro poco a poco. Soy pintor y voy saliendo adelante como Kleinunternehmer. Está claro que no es fácil vivir aquí, pero cuando el hambre aprieta la tortolica levanta el vuelo, como dice la canción. Y en cuanto a lo de “la creatividad con hambre no se puede ejercitar” debería escuchar lo que dice Bukowski al respecto (http://www.youtube.com/watch?v=sl4ZW84dGPA).
    Creo que deberíamos hacer examen de conciencia y dejar que la gente emigre donde quiera y cometa sus propios errores/aciertos. El español de Berlin quiere mantener su estatus especial y se suele oír “madre mía, cuántos españoles…”

    • verdeylimon 26 de marzo de 2012 a 11:23 #

      Yo no creo que exista esa fiebre anti-inmigrante español. Al menos por mi parte no. Ahora bien, creo honesto advertir (aunque aquí lo haga de manera más o menos jocosa) que las cosas no son como las pintan desde España. Está claro que quien emigra no lo hace por gusto y tomar esa decisión (yo la tomé) me parece valiente y lo aplaudo. Llevo meses ayudando a españoles a instalarse, acompañándolos a la autoridad de turno, a visitas de pisos, traduciendo expedientes y demás, y si lo hago es porque sé que no se han venido “de Erasmus laboral”. Por tanto, que no se malinterprete lo que aquí escribo, solo aviso de lo simplista que es en realidad el mensaje de las vacas gordas en Alemania.
      ¡Un saludo y mucha suerte!

      • Javier 4 de abril de 2012 a 1:24 #

        Bueno, ya somos dos los que estamos de embajadores de nuestras zonas, yo vine hace 9 años, cuando el boom económico español, por esa época todos me decían que no estaba bien de la cabeza, ahora, 9 años más tarde, me piden y ruegan que les eche una mano para venir aquí, y yo basicamente les digo muchas de las cosas que has escrito en tu blog, que aquí no se ata a los perros con longanizas y que si te la pueden clavar te la clavan. Por otro lado como bien dices, para más colmo los “job centers” han comenzado a denegar cualquier tipo de ayuda a muchos de los países de la zona euro, incluida España. Para los que leáis esto, si necesitáis algún tipo de ayuda:

        1.- Podéis ir al BAMF (Bundesamt für Migration und Flüchtlinge) allí todavía dan ayudas para la integración de extranjeros en el sistema Alemán (es decir os pagan un curso de unos 1800 € (600 horas + curso de orientación a la ciudadanía) de este curso saldréis con un nivel B1 con el que podréis defenderos.

        2.- Harts IV: esto es más bien un subsidio, ayuda al alquiler o a la supervivencia dentro de unos valores dignos. Ahora lo han capado para todo aquel que no lleve al menos 5 años en Alemania, pero quien hizo la ley hizo la trampa, así que buscad un trabajo de al menos 12 horas/semanales, aun siendo un “minijob” (trabajo de como mucho 400 € mensuales sin cotización) estarán obligados a ayudaros en temas económicos, pago de la tarjeta sanitaria, luz, gas, electricidad, alquiler…

        3.- No firméis ningún contrato y menos si no lo entendéis, aún el más misero gimnasio, por poner un ejemplo, os hará la típica trampa de que debéis hacer una “kündigung” (rescisión) de contrato al menos con tres meses de antelación, por escrito y muchas veces mandando una carta certificada. Recordad: aquí el cliente no tiene la razón.

        4.- Cuidado con los parásitos lingüísticos, algunos alemanes se hacen pasar por amigos solo para practicar su español, si les hablas en alemán ellos seguirán respondiéndote en español. Está bien hablar español, pero… intenta aprender alemán si estás aquí, cuanto antes domines el idioma antes podrás encontrar un puesto de trabajo.

        y respondiendo al usuario Babelkunstschule, no queremos desalentar, pero si podemos evitar sufrimientos innecesarios a otros seres humanos lo haremos.

        Para muchas personas sencillas sobrevivir limpiando aseos en España o hacerlo en Alemania puede suponer un trauma irreparable.

        Un saludo desde Würzburg (Baviera (Alemania)) a todos los españoles que estéis en el extranjero.

        P.d.: Siento el rollo que os he metido verdeylimón

      • verdeylimon 4 de abril de 2012 a 10:43 #

        De rollo nada, Javier, gracias por dejar esa información tan útil. ¡Un saludo desde Freiburg!

      • Lychener 4 de abril de 2012 a 11:48 #

        En mi modesta opinión los dos tienen algo de razón. Llevo casi dos años aquí y si bien las cosas no son fáciles, tal y como las pintan, el panorama español esta tan mal que hay gente que ya quisiera un minijob de hostelería para subsistir y sentirse útiles en estos momentos. Así que animo a todos, que si bien es cierto que será preferible que emigren a aquellos países en los que controlen el idioma, no dejen de hacerlo y probar suerte fuera de España. La vida pasa rápido y no podemos estar esperando que la situación se arregle a corto plazo, mas bien hay que valorar que nuestro querido país nos esta echando una soga al cuello. Saludos desde Berlín!

  7. Meritxell 29 de marzo de 2012 a 23:15 #

    Paco, sólo puedo decir “bravo” después de leer tu artículo! Me he reído un rato con lo de Baden-Baden!! A ver si me decido a hacerte una visita;) besos

    • verdeylimon 29 de marzo de 2012 a 23:16 #

      Gracias Meritxell, sabes que serás recibida con honores de Jefa de Estado. Un besico.

  8. H. 30 de marzo de 2012 a 4:36 #

    Escribo desde Alemania… y si aqui el nivel de ingles es comparable al de un espanol medio (en el q creo q casi todos nos incluimos o incluimos a nuestros padres) apaga y vamonos. La educacion en idiomas aki esta a anos siglos d la d espana. A mi me ha pedido un yonkey en ingles donde encontrar heroina.

  9. Natalia 30 de marzo de 2012 a 8:43 #

    Totalmente de acuerdo con tu artículo.

    Un de saludo de otra traductora española que vive en Alemania.

  10. María 30 de marzo de 2012 a 13:00 #

    Me ha gustado mucho esta entrada en tu blog 🙂 Yo también considero que no hablar el idioma del pais en el que se vive (o al que tienes pensado mudarte) es un gran handicap.

    Yo vine a Alemania hace algo menos de un mes y, aunque no necesito hablar aleman en el trabajo, síque estoy intentando aprenderlo porque me siento fatal conmigo misma no siendo capaz de pasar del “danke” y el “kartoffelsalat”…Imagino que habrá muchas personas en mi lugar asi que, mucho animo a todos!

    Un saludo.

    • verdeylimon 30 de marzo de 2012 a 13:09 #

      Pues te deseo mucha suerte María, con el idioma, con el trabajo y con la vida en general en Alemania, ¡un saludo!

      • María 30 de marzo de 2012 a 14:33 #

        Gracias! Creo que todavía estoy en el periodo de adaptación porque no sabría decir si me va mal o me va bien (en el trabajo genial, me refiero a la vida en general)…Emigrar, como han dicho mas arriba, nunca es fácil, aunque se lleve ya unos anyos “practicando”.

        Por cierto, aunque yo soy nueva aquí, si que me gustaría advertir de que encontrar alojamiento aquí es mortal. He conocido casos de gente que tenía en mente quedarse en un hostel unos dias hasta encontrar piso y han acabado viviendo en el hostel 2 meses porque no habia manera de alquilar nada!! Yo personalmente animo a todo el mundo que quiera emigrar a que lo haga, pero cuidado con eso de irse “a la aventura” que igual sale un poco carillo!!

  11. Prof Shopenhaia 31 de marzo de 2012 a 22:51 #

    Corroborando lo de Berlín.
    Alla Pepe se transforma en Jos (Pronuncie yos)

    De más canya, se lo merecen:

    http://berlunes.com/emigrar-berlin-aventura

    muy suyo
    A. Schopenhaua

  12. Eli 3 de abril de 2012 a 13:16 #

    Hola Paco,

    Me ha gustado mucho este post. No es que esté de acuerdo al 100% con todo lo que dices, pero sí me parece que llamas la atención sobre lo más importante: que emigrar es difícil, y es toda una escala de grises.

    Yo vivo en Berlín desde hace más de dos años, y aunque me encanta mi vida aquí, me doy cuenta de que estar viviendo en un país con una lengua y unas costumbres distintas a las tuyas implica realizar un esfuerzo constante, cada día, que no tienes que hacer si te quedas en tu país. Por eso cuando los españoles me dicen cosas del tipo: “Tú que estás bien allí, quédate unos añitos más” me mosqueo, porque esas personas no están teniendo en cuenta que estando lejos también se sufre mucho, sobre todo cuando alguien de tu familia se pone enfermo, por ejemplo. Además el alemán no es fácil de aprender, y uno puede saber dar los buenos días y comprar el pan, pero es muy difícil tener un nivel suficiente como para no sentirse en situación de inferioridad o de indefensión.

    También me mosqueo cuando me dicen cosas del tipo “Como en España no se vive en ninguna parte”. Muy típico español eso de no saber pero hablar despectivamente de los demás. Porque no es verdad: en general en España la calidad de vida es mala. Sí, hay mucho sol, sí, se come mejor, pero en el día a día, los alemanes saben mejor cómo aprovechar y disfrutar su tiempo: viviendo cerca del trabajo, no metiéndose en hipotecas absurdas, o separando la vida personal de la profesional, por ejemplo.

    Me mosqueo cuando oigo eso de que “para ir a Alemania con el inglés es suficiente”. Porque es una falta de respeto: uno tiene que intentar integrarse en la cultura del país que lo recibe, y no “imponer su presencia”. No sé si me explico…

    Y por último, sí, me mosqueo mucho (soy muy mosqueona cuando se habla de estos temas :P) cuando veo a todos esos españolitos que se quieren venir a vivir “a Berlín” porque es “lo que mola”, pero no se buscan un trabajo, no, vienen a dejarse rastas, ponerse ropa de rayas, y a rascarse la barriga en los garitos de los barrios de moda. Hace no mucho una chica me escribía un email contándome que está terminando su tesis doctoral (¡!) y que quería venir a Berlín e intentar pedir el Hartz4 (¡¡¡!!!). O sea, que ni nos planteamos buscar un trabajo, no, queremos llegar a chupar del bote y a pasarnos el día de cervecitas. Así luego los españoles tenemos la imagen que tenemos. El otro día en el acto de apoyo a la huelga general pasó un señor alemán preguntando que si lo que queríamos conseguir era “trabajar todavía menos”.

    En fin, que estoy muy de acuerdo con el Prof. Shopenhaua: dé más caña, se lo merecen.

    Siento la parrafada, me he dejado ir. Normalmente soy más simpática, lo prometo 😉

    ¡Saludos!

  13. Ginger 3 de abril de 2012 a 18:41 #

    H, marry me.

  14. Silbernsinn 3 de abril de 2012 a 19:24 #

    Gracias Verdeylimón por exponer un tema de actualidad de una manera directa, sencilla y de estar por casa 🙂 (Freiburg es una delicia, eres un sortudo)

    Gracias Prof. Shopenhaua también por la matización de la pronunciación (Yos) 😉

    Gracias Eli por haberte dejado ir … hija que gusto leerte, ahí, mosqueá con esas pequeñas sutilezas que ocurren en el día a día,,, me identifico contigo, soy de la misma opinión porque es lo que llevo viendo en los últimos tiempos (vivo desde hace 11 años acá) 😀

    … a Babelkunstschule: escuchas lo que dices???
    “… creatividad con hambre…” ,, y conste que Buwosky es de mis preferidos.
    “… hacer examen de conciendia…”.
    ” El español de Berlin quiere mantener su estatus especial…”.
    Que seas artista quiere y no quiere decir muchas cosas, no? Eso va también para tod@s aquell@s que se identifican con tu forma de ver la vida (o de leerla) ??

    Enfins,, en algo tienes mucha razón: cada uno debe aprender de sus propios errores,, pero hijo mío (!) que bonita es la vida cuando alguien (y encima gratis) nos avisa de algo con acierto… y el que avisa no es traidor (no sé ahora mismo quién lo dijo, pero da igual, sí?)
    SG a tod@s,,

  15. María 6 de abril de 2012 a 13:34 #

    Me ha encantado. Cierto que quien quiera venir, bienvenido será (si no es a apuntarse al Hartz IV de cabeza), pero es bueno que sepan a lo que se atienen.
    Yo llevo ya un año aquí, y cosas tan tontas como ir al médico siguen suponiendo un engorro, porque ponte tú a explicar síntomas aunque sea de una simple gripe en alemán. Sin hablar de entender por qué se ha parado tu tranvía y te dicen que te bajes, o mil cosas del día a día que sin alemán te van a dejar con cara de lelo y sin saber qué hacer.
    Y del tema laboral casi mejor ni hablamos: tengo el mismo puesto e igual o mayor experiencia que compañeros alemanes que cobran bastante más que yo, por el simple hecho de ser de aquí. Y esto está cada vez más extendido. Así que las retenciones seguirán siendo altísimas, y los sueldos brutos, cada vez más parecidos a los de España.
    Y considero que la actitud de la gente como babelkunstschule, también cada día más frecuente, empieza a ser realmente cansina. ¿De verdad creen que a quienes estamos ya asentados aquí nos daría otra cosa que alegría el tener compatriotas a mano? Precisamente por estar asentados, no nos van a quitar el trabajo, ni la casa, si hablamos de las cosas crudas de la emigración es para ahorrarles los disgustos que ya nos hemos llevado. Y que se gasten los últimos ahorros en una aventura si tiene casi todas las papeletas de ser fallida. Pero en fin, allá cada cual con su amargura.
    Y lo dicho, ¡bienvenido el que se venga sabiendo lo que hay!

  16. Melorra 7 de abril de 2012 a 11:25 #

    Hola Paco (yo no te conozco pero copio el nombre de los que hablan arriba, jejeje)

    Creo que tu visión es muy acertada, pero también creo que es necesario prestar atención a la nueva ola de advertencias de los propios españoles emigrados a otros que quieren hacerlo. Quiero decir, estoy muy de acuerdo con tu visión porque intentas aconsejar y dar una visión más realista. Sin embargo también veo que muchas veces -no es éste el caso- nos dejamos llevar por las ganas de criticar y no nos ponemos para nada en el lugar de las personas que están buscando una solución a mejorar sus vidas. Considero que estas críticas y consejos deberían ser lo más constructivas posibles, porque el quejarse siempre de lo mismo no ayuda para nada a cambiar la situación. Aunque supongo que muchos lo único que buscarán es expresarse…

    También decir que sí que hay muchas personas que planifican bien su emigración y que no tienen tantos pajaritos en la cabeza 😀

    Por cierto Eli, aunque no te conozca, me han entrado ganas de pedirte matrimonio cuando he leído tu comentario, has expresado muy bien los sentimientos de muchos. Tengo ganas de comentar punto por punto hasta que grado estoy de acuerdo, pero me saldría una comentario muy largo,jejeje. Gracias!

  17. srtoshi 8 de abril de 2012 a 12:23 #

    Pues a mi la conversación me ha parecido realmente interesante. Yo planteo intentar “labrarme un futuro” en Alemania. Doble titulación, experiencia laboral mucha en España, pero en mi sector no hay futuro en nuestro país. O sea que llevo tres meses estudiando alemán a diario y se que es difícil. Yo intentaré dar el salto con un contrato previo, sacando consejos de mis amistades alemanas, de foros como este y del sentido común. Todo es difícil en esta vida, o sea que por esfuerzo e ilusión no va a quedar…

  18. Carmen (frei) 13 de junio de 2012 a 9:34 #

    Hola Fran, Uschi me ha recomendado tu web y tu blog. Me ha encantado el artículo, sobre todo después de leer los nefastos “reportajes” de ECOS sobre gente que viene a vivir a Alemania o familias alemanas que van a España y emiten sus juicios… clichés de lo más.
    Me gusta mucho como escribes. Se te nota la profesión, así debe ser! 🙂

    • verdeylimon 13 de junio de 2012 a 11:17 #

      ¡Muchas gracias Carmen!
      Un abrazo y felicidades por la boda, ¡espero que todo fuese a pedir de boca!

  19. luis miguel 15 de julio de 2012 a 23:06 #

    Hola ….soy de Colombia y con unos aynos en Alemania…quiero dar un concejo …un Espanol o de cualquier nacionalidad que quiera trabajar en Alemania debe saber que de acuerdo al trabajo puede ganar menos ,lo mismo o mucho mas que en su país …y en cigarrillos .bares y marihuana no hay sueldo que alcanse……todo controlado y con persistencia se llega a algo….paciencia y tolerancia …emigrantes por lo general deben trabajar en cosas para las cuales no estudiaron ….pero se puede llevar una vida digna …

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cinco mentiras sobre la vida y el trabajo en Alemania - 29 de marzo de 2012

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Cinco mentiras sobre la vida y el trabajo en Alemania verdeylimon.wordpress.com/2012/03/22/vente-pa-alemania-pe…  por masmelo hace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: